Sección nueva: Elegía Eterna Forum


Elegía Eterna Forum
Hacé click acá para entrar nuestro Foro o hacé click acá para enterarte mas sobre esto.

sábado, marzo 04, 2006

Pasatiempo Final

TARDE PERO SEGURO. LES DEJO LA ULTIMA PARTE DE ESTA LOCURA PARA QUE LEA Y COMENTEN ALGO.
ESPERO QUE LES GUSTE.


SEGUNDA VUELTA

-Parece que por lo menos mi walkman no murió.-pensé mientras miraba el suelo desnivelado del circuito. Se había sumado algo de gente al lugar, un anciano caminaba a paso lento pero continuo, unos chicos se pusieron a jugar a la pelota en el centro. Levante la vista y vi que alguien se sumaba a mis amigos, corriendo con ellos. Llevaba una pelota. Lo identifique cuando estaba llagando a la primer curva, era un amigo de Juan, yo no lo conocía mucho. Muchas veces había ido a correr solo y me lo había cruzado, siempre lo miraba como para saludarlo y se hacia el distraído solo se acercaba a saludar si estaba Juan con nosotros. Como se llamaba? Bueno, si no me acordaba después se lo pregunto a Juan y listo.
El cielo se había oscurecido tanto que parecía de noche, solo la temperatura algo elevada me hacia acordar que estábamos a mitad del verano como así también el negro-verdoso de la s nubes. Si se largaba a llover ahora seguro me iría con un chichón en la cabeza, esas nubes traían piedras.
La sensación de horror comenzó a mitad de la vuelta. Había algo indescriptible en la atmósfera, de a poco se sentía que el aire se estaba enrareciendo. Sentí como mis pelos en la nuca se elevaban con electricidad estática y mis oídos se sentían tapados levemente como cuando subía a esos elevadores de los edificios con más de 100 pisos. Uno no siente la velocidad encerrado en esas cajas metálicas pero si la presión leve en los oídos. Lo más raro de todo era una especie de zumbido muy grave que se sentía más que escucharse. De pronto caí en la cuenta que mi walkman estaba callado y apagado, bueno eso me pasa por comprar sin mirar bien. Mis amigos, con el nuevo corredor que no se como se llamaba, estaban mas cerca, o yo apreté el paso o ellos estaban alentándose, eso no lo iba a saber nunca.
(Izquierda!!!!)
Otra vez no. Que es esto?. Que quiere Decir?. Ya me estaba cansando. Nunca había tenido un sueño dando vueltas por tanto tiempo taladrando mi cabeza. Era un grito de terror que sumado a los cambios climáticos no me ayudaba en mucho a tranquilizarme. Mi pulso no vario pero el sudor pareció congelarse, tenía la frente fría y mis piernas empezaron a temblar. Ese grito,. No podía identificar esa voz, sonaba como alejada y tapada, era como cuando tenias puesto un auricular y la vos se… Un rayo cayó más cerca de mi espalda, fue cuando doblaba la última curva. Seguro había caído en la iglesia del otro lado de las vías. Gire un poco para ver no se porque pero lo hice y …
-Cuidado!!!! a tu izquierda!!!! No la ves???!!!! .- Grito la mujer gorda que antes choque en mi vuelta anterior.
El pánico me detuvo el corazón al escuchar ese grito. Fue como que me extirparan con una cuchara, el pensamiento de mi cabeza. Cuando volví a ver el origen de la advertencia , comenzó la visión más horrorosa que un ser humano pueda tener. La lógica, el razonamiento y la cordura se transformaron en unas simples flores marchitas en el universo. Lo que recuerdo es que cuando volví la cabeza, vi una luz brillante como de unos tres metros de altura. Ya era muy tarde para esquivarla. -Un camión, aquí, que hace un camión aquí?. Pensé como un acto reflejo de mi cerebro al ver aquella luz. Ojala hubiera sido un camión que me atropellaba y me dejaba mas para un hospital o simplemente muerto ya que iba a ser testigo de una escena aberrante. Me vi inmerso dentro de esta luz y por unos segundos en que atine a frenar el mundo solo era de color blanco y vació. Cuando mis piernas respondieron al freno el mundo que me rodeaba ya no era el mismo. Era un lugar diferente, un mundo diferente. El cielo era de color verde, vi en el tres brillos que iluminaban una tierra con edificios que no tenían explicación geométrica en mi limitado razonamiento. Triángulos, conos y esferas se mezclaban para dar forma a una especie de ciudad erguida en un mundo con extraños caprichos de diseño. Yo me encontraba en una especie de playa de estacionamiento gigantesca. Donde se congregaban formas que hasta hoy me hielan la sangre al recordarlas. Cuando mi sorpresa mermó en su magnitud me di cuenta que estaba rodeado de cilindros volcados en el suelo. Yo estaba dentro de uno, como si esa luz me hubiese depósito en él.. En ese instante se detuvo el tiempo. Una de aquellas formas estaba detrás mió diciendo algo que es reproducible con ningún sonido conocido por el humano. El sonido-vibración me hizo virar para ver lo que me acosaba. La criatura estaba a unos 30 metros de mí, una distancia suficiente para verla en plenitud . Tenía cuatro piernas muy flacas como las de las arañas pero no eran de insecto, las piernas traseras eran mas cortas, esta característica le daba a la criatura una figura erguida como los gorilas. De las piernas delanteras salían unas garras que se clavaban en el piso. Hablo de piernas delanteras y traseras ya que por brazos tenia unos apéndices que parecían serpientes, seis en total, en cada terminación se encontraban una especie de garra dentada. Para mi sorpresa levante la vista y vi que detrás de la primera criatura había tres más del doble de tamaño. Lo ultimo que vi y me encendió para lo peor fue el ciclópeo ojo de color gris sin pupila que giraba hacia mi y la boca que atravesaba de lado a lado la cabeza mostrando unos dientes afilados como navajas. Corrí hacia delante sin pensar, no quería pensar, solo correr. Como si correr haría que deje esa pesadilla atrás y volviera al lugar donde estaba hasta hace unos instantes. Pero no. Escuche la garras de la bestia raspando el suelo indicándome que mi perseguidor estaba en marcha detrás de mí. El cilindro en donde estaba era de un especie de cristal, levante la vista y mire hacia el costado arrepintiéndome de haber hecho eso. En los demás cilindro vi formas que corrían como lo hacia yo, pero estas formas no eran como mis perseguidores sino diferían de forma de un cilindro a otro. Parecía una carrera contra la muerte. A mi derecha algo parecido a un mono cayó al no poder correr más y su perseguidor se abalanzo sin piedad. En varios de los cilindros pude ver fugazmente la escena una y otra vez, en doscientos metros de corrida vi unas cuatro muertes de especies que no reconocía. Mi corazón estaba por estallar, mi respiración, las garras contra el piso y las escenas de muerte eran lo único que procesaba, no podía cree en la pesadilla que me encontraba. En un momento veo que el cilindro se curvaba y pensé que era mi fin estaba en un callejón sin salida, cuando llegue a esa curva sentí uno de los brazos de la criatura rozarme el pelo y como si mi cuerpo hubiera recibido una dosis de energía comencé a correr mas rápido. Doble y vi mi inalcanzable salvación, no se por que pero sabia que allí estaba. A unos cien metros más o menos estaba el final del cilindro, este terminaba en una lis idéntica a la que me había transportado allí, entonces deduje que era la salida. Mi ser quería aferrarse a una esperanza de salvación y esa luz lo era. A medida que me acercaba la luz se fue opacando hasta convertirse en un especie de espejo de agua,. Reconocí a mis amigos del otro lado mirando desde una distancia prudente hacia donde estaba yo. Parecía como si estuvieran viendo al sol ya que se tapaban los ojos como si estuvieran encandilados. La criatura al ver que me acercaba al final del recorrido empezó a emitir unos sonidos estruendosos, que me empujaron como un viento huracanado. Mis piernas eran y no eran mías corrían por propia voluntad. Recorrí la vista y vi que mi carrera atraía la atención de otras criaturas que no participaban y que solo eran espectadores de aquel tipo de espectáculo mortal. De pronto la verdad se hizo ver. Estaba siendo cazado. El lugar era como un parque de caza y mi cazador un principiante, su estatura lo había delatado. M e di cuenta de esto al ver a los grupos que se acercaba dejando paso a los mas pequeños para que vieran lo que estaba pasando, como niños que se reúnen en un parque de diversiones para ver los actos de magia de un mago.
Estaba a pocos metros cuando no soporte mas y empecé a gritar con todas mis fuerzas, entonces llegue al final, salte a aquel espejo de agua vertical sin medir el peligro, ya no necesitaba medir nada solo tenia que librarme de aquella postal horrofica. Atravesé el espejo y caí en la hierba, mis amigos vinieron a socorrerme de inmediato. Yo no podía hablar les quería decir que corrieran, pero fue demasiado tarde. El espejo seguía ahí, pero de este lado era brilloso así que no se podía ver para el otro lado. Lo único que se vio fueron los brazos bestiales que surgieron de el agarrando a Diego de una pierna y al amigo de Juan del cuello. Juan y Lucas que estaban a mi lado me soltaron y se quedaron parados como dos estatuas con los ojos extremadamente abiertos. Los cabellos se tornaron blancos de inmediato y como si fuera en coordinación sus entrepiernas mostraban la humedad que nunca mas iban a poder controlar por el resto de sus vidas. La escena de la muerte de Diego y Ariel (así era como se llamaba el amigo de Juan) fue horrible. La bestia en solo segundos introdujo a Diego en sus fauces como si de un bocado se tratara quebrándole todo sus huesos y a Ariel casi le corta la cabeza del apretón violento que aplico para llevárselo al otro lado, no sin antes dirigirme una mirada de odio con su único ojo. El espejo desapareció en el instante que la criatura retrocedió a su mundo, se oyó un ruido como una implosión de aire y solo dejo un punto de luz, como cuando se apaga un televisor. Yo había quedado de rodillas, mis piernas ya no me respondían, un trueno volvió a caer y grite sin parar, el trueno trajo la lluvia amenazante de hacia unas horas, como era de esperarse cayeron piedras junto a la lluvia torrencial. Una multitud se acerco a donde estábamos para socorrernos. Yo seguía gritando y lo ultimo que recuerdo de aquel día fue verlos a Juan y a Lucas todavía parados como estatuas mirando al mismo lugar con sus rostros albinos perdidos en la nada mientras la lluvia y las piedras les golpeaban sus rostros indiferentes.




TORMENTA


Mi vida nunca volvio a ser la misma, ni la mía ni la de Lucas y Juan. Ellos fueron internados en un hospital psiquiátrico. Pobres nunca más hablaron de nuevo. Hace unos meses me enteré que Juan fue encontrado ahorcado en su habitación con su propia sabana. No tuve el valor para ir a su funeral ya que ese día llovía y la tormenta era tuertísima. En las paredes había dibujos de una araña con un solo ojo, eso fue lo que me dijeron sus padres. Lucas sigue internado de tanto en tanto lo voy a visitar pero las visitas cada vez son mas espaciadas ya que cada vez que voy veo a un pedazo de carne que respira y camina, pobre a veces pienso que lo mejor para el es haber corrido la suerte de Diego o Ariel, puesto que algún día recordara lo sucedido y terminara su miseria como lo hizo Juan.
En cuanto a mi, la locura siempre esta tocándome la puerta constantemente, aunque trato de mantenerla del otro lado, se que un día me va a ganar. Los días de tormentas eléctricas no salgo ni siquiera de mi habitación. Cuando veo los reflejos de los rayos creando sombras en la pared me pregunto cuantos serian los elegidos para participar, del pasatiempo de unas criaturas en un mundo incomprensible de otro universo. Solo espero que la locura o muerte me de la paz que estoy buscando porque la tormenta me persigue y se que algún día cobrara venganza por haberme escapado de sus garras.


FIN

4 comentarios:

MauroR dijo...

No sabia, es cierto…
Ahora se, creo.
Me queres decir que quizas dejo de existir el tiempo???
Al real, al que conocemos nosotros me refiero.

Durante un pequeño lapso que me parecio eterno, me vi reflejado en unos de los personajes.

Me pregunto sera cierto el modo o la forma como murio Juan?
No se, debe ser mas facil decir que se ahorco, no?

langui2 dijo...

no tengo ganas de leer, encima no me acuerdo de la primera parte, aghiiiiiiiii.

der golem dijo...

Puede ser o como no la muerte te encuentra seguro de diferentes formas. Pero creo que si siempre las tormentas rugen cerca tuyo es que estas en medio de su camino.
Posiblemente Juan se dió cuenta de eso y le gano de mano.

Anónimo dijo...

me parecio que para ser lo primero que escribis esta muy bueno ...............segui escribiendo